Iraida Noriega y la Groovy Band en Teatro Vivian Blumenthal, Guadalajara. — Robotania
<

Iraida Noriega y la Groovy Band en Teatro Vivian Blumenthal, Guadalajara.

Acudir a un concierto de Iraida Noriega es un viaje completo, verla en vivo es disfrutar un dichoso trayecto.

Su mágica y deliciosa voz, traslada a su audiencia a dimensiones coloridas llenas de imaginación, libertad y serenidad. No sé cuántos conciertos suyos he presenciado, son tantos y cada uno tan único y distinto de otro que ya perdí la cuenta.

Iraida Noriega es una cantante y compositora mexicana con más de diez discos en su trayectoria y aunque en cada uno siempre brilla su esencia, siempre luce y experimenta sonidos y texturas nuevas. Sus proyectos suenan a jazz, inspiran y sorprenden. Es hija de Esperanza, mujer cubana y Freddy Noriega, músico y cantante, ambos su inspiración, al igual que su hijo Nicolás.

Ayer miércoles 17 de septiembre, Iraida se presentó con la Groovy Band en el Teatro Vivian Blumenthal, interpretando su más reciente disco, en un concierto deslumbrante de improvisación, energía y talento. La estupenda sirena-mariposa se apoderó del escenario con sus amigos marinos, quiénes nadaron con ella en cada nota: Juan Jo López en la guitarra, Jorge Servín en la batería, Chuck en el bajo, Eric el niño en el rapeo, Citlalli Toledo en los coros y Carlos Sustaita en el teclado y vocoder.

Apenas salieron todos al escenario, el público arrojó aplausos para recibirla junto con sus músicos.

Comenzaron con ‘Feeling Good’, un arreglo de la popular canción de Nina Simone. Constantemente durante el concierto, varios espectadores le aventaban frases de cariño a Iraida, ella las recibía y contenta respondía con otra frase igual de cordial.

Estrenaron dos temas que no están en el disco y para la canción ‘Sigo intentando’ invitó a la cantante tapatía Sara Valenzuela, con quién lleva una linda amistad y ha compartido varios proyectos.

Terminó el concierto y antes de que la cantante y los músicos desaparecieran por completo del escenario, la audiencia emocionada, ya pedía una canción más.

No queríamos que la experiencia acabara, Iraida, canción tras canción, nos hizo creer que eso no tendría fin y que tiene un ángel grande que le da esa voz para conmovernos y que ese mismo ser se encarga de que ella nunca se canse de cantar, o al menos eso es lo que parece.

Los músicos no se hicieron mucho del rogar, se notaba que aunque cansados, ellos también querían continuar la travesía. La banda completa regresó al escenario e interpretaron ‘Fin del mundo’, la última canción, con la que pudimo improvisar junto con ella al grito de “Hágase la luz, hágase la fe”.

Algunos asistentes terminaron de aplaudir y gritar de satisfacción y se retiraron, otros compraron su disco: Iraida Noriega y la Groovy Band y se acercaron a ella para conseguir el autógrafo y la foto del recuerdo. Yo sólo me acerqué a saludar a la mujer que estuvo durante dos horas dirigiendo el viaje, para agradecerle el alucinante recorrido y confirmar los planes previstos.*

*Sus discos ya los tengo y son una joya, la foto ésta vez pudo esperar, Romerita 48 estaba lista para recibirnos y festejar el exitoso concierto.

Categoría: Conciertos, Cultura, Música, Robotania Comentario »

Contribuye

Opino, discuto, considero, juzgo, expongo, pienso, digo, creo, estimo que...



Iraida Noriega y la Groovy Band en Teatro Vivian Blumenthal, Guadalajara. fue publicada el septiembre 18th, 2014 a las 10.53pm y está archivada como Conciertos, Cultura, Música, Robotania . Esta nota no tiene comentarios . Puedes seguir cualquier respuesta con RSS 2.0 Feed .

Ir al inicio de la página